Coma una barra de pan al día (y tan feliz)

Es de los pocos productos que gusta a casi todos. ¿Conoce a alguien que rechace un trozo de pan? Se consume a diario y acompaña a todas nuestras comidas desde tiempos inmemoriales. Pero, ¿cómo late el sector en nuestro país? ¿De verdad existen panes de calidad?

¿Y qué pasa con el congelado? ¿Puede ser de la misma calidad? En el obrador de Xevi Ramon elaboran pan artesanal y de segunda cocción. El primero va del horno al consumidor; y el precocido se cuece al 70%, se ultracongela y se distribuye a los clientes. Según ellos, no hay diferencia. “La calidad de un pan (harina, sal, agua y levadura) se define por sus ingredientes, sus procesos, recetas o técnicas y, sobre todo, por las manos de los artesanos, no por el hecho de que sea precocido o no”.

Los productos de panadería, bollería y pastelería suponen el 7,7% del gasto en alimentación de nuestros hogares (el pan, el 5,7%). En el sector existen más de 15.000 empresas dedicadas a la elaboración de pan y 164.000 a su comercialización, emplea a más de 216.000 personas y factura más de 5.000 millones de euros al año. En España existen más de 300 tipos diferentes de pan, por su presentación, combinación de ingredientes, tiempo de fermentación y horneado y zona geográfica en la que se elaboran. Hay, además, cuatro Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) de pan: Cea (Orense), Cruz de Ciudad Real, Alfacar (Granada) y Payés (Cataluña).

El pasado año se celebró el X Congreso Nacional de Panadería, organizado por la Confederación Española de Organizaciones de Panadería (CEOPAN). Su presidente, Andreu Llargués, alertó en el mismo de los problemas que sufre el sector hoy en día: “Sería preciso desintoxicar ciertas informaciones que se vierten sobre el pan, como si engorda, tiene sal o gluten. Son testimonios alejados de la realidad que no ayudan a promocionar un producto sano y básico”.

La nutricionista Ana Moya, responsable de Ucalsa de elaborar y supervisar menús en centros escolares, aclara las dudas, desvelando qué hay exactamente en 100 gramos de pan:

– Alrededor de 260 kcal (una ración de pan, un panecillo, son 30-40gramos: 80 kcal, tanto blanco como integral).

– Vitaminas del grupo B, minerales y fibra, sobre todo si es integral (8 gramos de fibra por 100 de pan). Es una gran fuente de hidratos de carbono y fibra. Recordemos que la recomendación de la OMS es de entre 25 y 30 gramos de fibra al día, “para una función intestinal correcta” (¿Un compendio? Dos piezas de fruta, 100 gramos de hortaliza, 50 de legumbres y 50 de pan integral).

– Sal, pero cada vez menos (nunca superan los 500 mg por 100 gramos de pan). Hay también panes bajos en sal, cuyo consumo no debe superar los 5 gramos al día según la OMS.

– Gluten, pero no siempre. Existe el pan para celiacos, donde el trigo se sustituye por harinas de maíz, arroz, trigo sarraceno, garbanzos o espelta.

Si desea más información, pinche aquí

ÉSTA ES UNA NOTICIA DE ELPAIS.COM

Dejar un comentario

 
 
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR